EXTERIORES·PISCINAS Y JACUZZIS

Todo lo que necesitas saber para poner una piscina en tu casa

Tener una piscina privada en casa, comunidad u otro, es un privilegio que todo el mundo desea tener.

El agua nos hace descansar, refrescarnos en verano y nos permite hacer el ejercicio más saludable y completo de todos: nadar.

Descansar tanto dentro como fuera de la piscina, es un atractivo que todo el mundo desea, y que cada vez está más al alcance de la gente. Hay varias opciones a la hora de poner una piscina, desde modelos más económicos hasta los más caros o para comunidades de vecinos y otros. Si embargo, todos tienen la misma función: hacernos disfrutar.

Vamos a indicaros los aspectos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de escoger un tipo u otro de piscina, así como pequeños trucos, para tener este pequeño lujo a nuestro servicio todo el año, y en perfectas condiciones.

Tipos de piscinas

Existen en el mercado varios tipos de piscinas para instalar en una vivienda particular o complejo vacacional o comunidades de vecinos. Ahora señalaremos cada una con sus características, de manera que puedas ver cuál será la mejor piscina que se adapte a tus necesidades.

Piscinas desmontables

Pueden ser de varios materiales, aunque las de PVC y las piscinas de madera son las más habituales. Se montan mediante un kit, en el cual viene su estructura, bomba de agua y aspirador y filtro. Existen de varios tipos: hinchable, de acero o acero galvanizado, tubular, acero con imitación a madera, acero con imitación a piedra, acero con imitación a mosaico, acero con imitación a ratán, con celosía, de composite…

Existen varias formas: redondas, ovaladas, rectangulares, pentagonal… e infinidad de tamaños y precios acorde al tamaño y materiales. Entre un amplio catálogo, puedes escoger infinitos modelos. Puede montártelo un profesional o tu si te atreves.

Debes hacer llenado y mantenimiento de agua y piscina igual que si fuera una de obra. Cuando acabe el verano, puedes guardarla y desmontarla, o dejarla montada y bien tapada para el verano siguiente.

Piscinas prefabricadas o piscinas de poliéster

Esta clase de piscinas, viene ya moldeadas en forma y tamaño con sus conexiones, por lo que su instalación es hacer un agujero en el suelo y colocar el molde encima. Esta clase de piscinas, son más económicas que las de obra, son más rápidas de instalar y su instalación es más rápida. Sin embargo, existen límites en cuanto escoger la forma o las dimensiones.

Piscinas de obra

Esta clase piscina, requiere de hacer agujero, vaso, conexiones y acabados, todo en obra, realizado por profesionales. Si

Éste te hace el proyecto y considera que tu terreno es apto para una piscina de obra, este tipo de piscinas tiene muchas ventajas, ya que tienes libertad para escoger la forma, las dimensiones, aunque son más caras que las de poliéster y tarda más en hacerse.

Piscinas agua salada

Este tipo de piscina utiliza cloradores salinos, es decir, aprovechan la sal para generar cloro. Por lo tanto, su principal ventaja es que no necesitas cloro para mantener el agua limpia, sino de vez en cuando sal. Por lo tanto, no tendrás irritaciones de ojos y piel. La cantidad de sal en el agua es menor que el mar, similar a una lagrima.

Piscinas jacuzzi

Las piscinas pueden tener jacuzzi incorporado o aparte. Tanto las de obra como de poliéster también son opciones con jacuzzi. Debes tener en cuenta su uso, el clima donde vivas y si hay espacio suficiente. Considera también si tienes patio o el suelo da a un local, para escoger una de obra o una de exterior desmontable o hinchable.

Pasos para montar una piscina prefabricada o piscina de poliéster

  1. Diseña la piscina. Elige la forma, medidas, color, tipo… y ten en cuenta las características y medidas de tu jardín o terreno.
  2. Pide permiso a tu comunidad si se requiere.
  3. Pide los servicios en nuestra web de un profesional. Un constructor todoterreno se dedicará a diseñar, hacer la documentación y hacer la obra.
  4. Excavar de la zona. Dependiendo del tipo de piscina y sus dimensiones, se harán las excavaciones pertinentes con la ayuda de una maquinaria apta.
  5. Aplanar el terreno. para construir paredes y suelo.
  6. Coloca la piscina prefabricada o de poliéster.
  7. Coloca los puntales de reglaje.
  8. Instala las tuberías. sistema de suministro y filtración.
  9. Instala el sistema eléctrico.
  10. Rellena el hueco que queda tras las paredes. (tierra, rocas, tarima…)
  11. Coloca los brocales.
  12. Coloca el liner.
  13. Haz la conexión del sistema de filtración
  14. Llena la piscina. Llenar la piscina para comprobar las instalaciones o posibles fugas o pérdidas de agua.

Tendencias de piscinas

Piscinas pequeñas

Sean de los materiales que sean, las grandes piscinas no suelen hacerse en viviendas particulares, dado su coste y reducción del terreno para otros usos. Una pequeña piscina es más que suficiente para disfrutar con amigos o familia.

Con cubierta y cerramiento

Para disfrutar de tu piscina todo el año o conservarla para el siguiente verano.

Piscina con purificador de agua

Son ionizadores de agua, lo que eliminan las algas y las bacterias mediante la electrolisis.

Piscinas agua salada

Este tipo de piscina utiliza cloradores salinos, es decir, aprovechan la sal para generar cloro. Por lo tanto, su principal ventaja es que no necesitas cloro para mantener el agua limpia, sino de vez en cuando sal. Por lo tanto, no tendrás irritaciones de ojos y piel. La cantidad de sal en el agua es menor que el mar, similar a una lagrima.

Piscina natural o ecológica

El filtrado de agua se hace de forma completamente natural gracias a una zona con tierra y especies vegetales, y una pequeña bomba de agua y un circuito. Además, la decoración paisajista es espectacular.

Preguntas frecuentes

¿Es mejor una piscina gunitada o de paredes de ladrillo y hormigón?

Una piscina gunitada es mucho mejor que una piscina de ladrillo. El gutinado consiste en la proyección de hormigón, haciendo que el vaso de la piscina sea monolítico, poco poroso y sea muy resistente a los descalces o asientos diferenciales. Esto permite que no haya grietas, fugas, y la obra es más rápida.

¡Tengo una piscina gutinada y pierde agua!

No solo debe prestarse al gutinado u obra del vaso de la piscina en sí, sino también de los detalles: puntos singulares, anclaje y apoyo de skimmers, sumideros, desagües, remate o coronación superior. Nada más que hay un asentamiento o movimiento del terreno, se crean fisuras en estos puntos y se crea las fugas.

¿Las piscinas desmontables se pueden hacer a medida?

No, vienen hechas de una forma u otra de fábrica, así como sus dimensiones. De la misma forma son las prefabricadas o de poliéster. Si quieres una a medida, tienes que hacer una piscina de obra.

¿Obra o poliéster?

Si hay espacio, una piscina de obra con hormigón proyectado, con acabados de gresite y una buena depuración y equipo de electrolisis salina, es lo que los profesionales más recomiendan.

¿Revestimiento de gresite o PVC?

Las láminas de PVC son mejores. El vaso d de la piscina queda mejor impermeabilizado y no habrá tanto riesgo de fisuras.

Tipos de piscinas desmontables

Este es un proceso rápido y sencillo, que no requiere de obra y que puedes hacer tu mismo. Este tipo de piscinas la puedes desmontar y guardar cuando acabe el verano, o bien protegerla bien hasta la siguiente temporada.

Existen 3 tipos de piscinas desmontables comunes: hinchables, tubulares y de plástico reforzado. Vamos a ver como se montan:

Las piscinas desmontables hinchables son las más fáciles de montar. Una vez preparado el suelo, se coloca el tapiz en el suelo, extendemos la piscina encima y la inflaremos por el anillo superior. Con una manguera, llenaremos un poco la piscina, pondremos la escalera y la depuradora, previamente todo bien revisado.

Las piscinas desmontables tubulares, son también muy fáciles de montar e instalar. Extendemos el tapiz en el suelo preparado, ponemos la piscina, aseguramos conexiones y válvulas, y montamos los tubos de arriba hacia abajo. Conectaremos los enganches en forma de T y de sujeción para darle firmeza. Conectados los tubos de arriba, enganchamos las patas en las T y esquineros. Las patas se montan en las bandas o cuerdas y se enganchan después a la T y se ajusta. Llenamos con agua y hacemos las conexiones de depuradora.

Las piscinas desmontables de plástico reforzado, son más complicadas que las otras, pero merece la pena. Comprueba el nivel del suelo, extiende el tapiz y comprueba la bomba de filtración. Introduciremos los tubos de la zona superior. En la zona de la base de la lona, hay lenguas de tela y lona de la misma medida que la base U. una vez todos introducidos, se colocan los protectores de los soportes, elevamos los extremos de las U y los introducimos en la zona superior de la piscina.

Legalidad

Como toda obra que requiere de maquinaria de excavación y otras, se necesitan todo tipo de trámites y documentación para poner una piscina, tanto de obra como prefabricada.

Se necesitará licencia de obra y proyecto que debe presentarse y solicitar en el Ayuntamiento.

La revisión catastral anual hace fotografías aéreas con drones, y todas las piscinas quedan reflejadas en el catastro. Si no se han pedido las licencias y permisos pertinentes, puede caerte una buena multa.

Mantenimiento de piscinas: como tener el agua en óptimas condiciones

Cuando ya nos hemos decidido por un modelo un otro de piscina, y ya hemos la primera inversión, y el primer llenado de agua para zambullirnos en ella de una vez, posteriormente has de hacer una serie de pasos rutinarios para tener el agua en óptimas condiciones y poder disfrutar de tu piscina mucho tiempo. Vamos a verlos:

Ajustar el PH. Debe estar entre 7,2 y 7,6 para que este en óptimas condiciones. Si es muy alto, los bañistas pueden sufrir irritaciones y los efectos de los desinfectantes disminuirán, haciendo que el agua se enturbie. Si el PH es muy bajo, habrá riesgo de corrosión y el vaso de la piscina se estropeará.

Desinfectar el agua. Se debe mantener el residual de cloro libre entre 0.5-1.0 ppm en el agua con cloro, oxigeno activo o electrolisis de agua. Cepillar las paredes y suelo, filtrar, etc.

Evitar la aparición de las algas con la aplicación de un algicida de forma regular, acompañada con la presencia de desinfectante, como el cloro o el bromo,

Evitar el agua turbia. Para que el agua esté siempre cristalina, se debe aplicar un floculante para que las impurezas muy pequeñas se hagan más grandes y el filtro y otros elementos los pueda recoger.

Cuidar el filtro. Limpiar y desinfectar o cambiarlo por uno nuevo por lo menos una vez al año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s