DIY·PINTURA

El significado de los colores en la decoración y donde colocarlos

Es muy común que, a la hora de decorar tanto nuestro hogar como nuestro espacio de trabajo o negocio, prestemos especial atención a los materiales, la calidad y los detalles. También tendemos a decantarnos por un color u otro tanto en las paredes como en los detalles, pero ¿sabes cuál es el significado de los colores en la decoración?. A continuación, lo indicamos para que puedas escoger el más acertado en función del “mensaje” que deseas transmitir en tu espacio.

Verde

Un tono frio que nos traslada a la frescura y a la plena naturaleza. Es capaz de transmitir varias sensaciones, ya que es un color que nace como resultado de la combinación entre el azul y el amarillo. Por lo tanto, si se combina el verde con el azul, aportaremos mucho frescor al espacio y; si se combina con el amarillo, conseguiremos un diseño acogedor y agradable.

Azul

Aporta calma y tranquilidad. No es aconsejable abusar de esta tonalidad por todo el espacio, ya que el espacio puede resultar demasiado frio. Combina muy bien con el blanco, el verde y el morado.

Morado

Un color que nos transmite espiritualidad. Perfecto para combinar con tonos fríos para conseguir un espacio profundo, intimo y silencioso; o, por el contrario, con tonos cálidos si deseamos actividad o vitalidad.

Amarillo

Color que transmite mucha calidez, voluntad y fuerza. No es aconsejable en paredes, ya que resulta demasiado estridente; pero si en detalles como cojines, alfombras o plaids.

Rojo

Uno de los colores más fuertes y potentes. Se asocia a la pasión y emoción. No debe ser empleado en exceso en la decoración, ya que puede resultar violento. Mejor en detalles y combinado con colores blancos o pastel.

Naranja

Al igual que la fruta, aporta vitaminas, vitalidad y felicidad. Con moderación, se consigue efectos beneficios, no abusar.

Blanco

El color estrella en la decoración y clave en muchos estilos, como el nórdico. Es uno de los favoritos y mas empleados, ya que aporta luminosidad, sencillez y claridad, y en el que es posible añadir detalles de cualquier color, en función de lo que se desee transmitir.

Turquesa

Es un color que invita a la conversación. Muy aconsejable, por tanto, para el salón el comedor, plasmado en una pared o en detalles.

Negro

Aporta sobriedad, seriedad, fuerza y autoridad. No excederse para verse una estancia demasiado oscura y sin luz. Mejor combinado con tonos claros o brillantes.

Gris

Genera tranquilidad y templanza. Ideal para espacios de trabajo.

Rosa

Transmite romanticismo, fiabilidad, felicidad y amor. Muy empleado en habitaciones de niñas, aunque no es aconsejable abusar, ya que puede resultar empalagoso.

Colores más acertados para cada tipo de negocio

En función de cada color y de lo que transmite cada uno, puede resultar más acertado para cierto tipo de negocio. Por ejemplo:

Blanco: idóneo para hospitales, ópticas, perfumerías y farmacias, así como organizaciones caritativas.

Amarillo y Naranja: pensado más negocios orientados a los niños, la juventud y el ocio.

Rojo: propio para campañas de marketing o publicidad, con el fin de atraer clientes.

Azul: para negocios destinados a hombres, o para spas y tratamientos de agua.

Negro: asociado a negocios de lujo, tales como joyerías, boutiques o gourmet.

Verde: ideal para negocios en relación estrecha con la naturaleza, tales como: fruterías, herbolarias, floristerías, jardinería, casas rurales o deporte y actividades al aire libre. Al ser también el color del dinero, seria muy acertado para entidades financiaras y económicas.

Colores mas acertados para cada estancia del hogar

En el hogar, e inspirándonos en la técnica Feng Shui, en cada estancia es más aconsejable un color u otro, y mejor en detalles combinados en colores blancos o neutros y sin abusar de cada uno. Por ejemplo:

Cocina: el amarillo, ya que invita al calor y sociabilización mientras se cocina.

Dormitorio de matrimonio: tonos tierra y verdes, que invitan a la relajación, paz y a la sensualidad.

Sala de estar: colores neutros con algún toque de color, tales como una lámpara o cojines en tonos naranjas o rojos. No olvidar un ápice de verde en una planta natural de interior.

Comedor: azules y turquesas, que invitan a la conversación en el momento en que la familia se reúne en torno a la mesa.

Recibidor: rojos y grises invitan a la emoción y alegría en el recibimiento de visitas.

Y , sobretodo, no olvides aportar tu personalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s