DIY

Formas de restaurar un armario

Ya sea por estética o por necesidad, puede que llegue el momento de restaurar el armario, tanto exterior y/o interior. Explicamos las posibilidades que existen:

a) Cambiando las puertas:

Si se desea un cambio decorativo rápido, éste puede ser la renovación de las puertas. Al ser la cara más visible del armario, el simple hecho de cambiar las puertas hará que toda la decoración de la estancia cambie por completo.

Existen varios tipos de puertas para los armarios empotrados:

  • Puertas abatibles
  • Puertas plegables
  • Puertas correderas

Todas las puertas pueden adquirirse en kit con medidas estándar, o que el profesional las haga a medida.

b) Barnizando las puertas: si están hechas en madera. El barniz es la capa que protege la madera en sí, dándole a su vez un brillo renovado. Para realizar este paso, primero es esencial que se revise el estado de la madera, se lije suavemente y se aplique un barniz renovador y protector con la ayuda de una brocha.

c) Pintando las puertas: Existen en el mercado múltiples tonos y acabados para pintar las puertas de un armario. Este simple trabajo mediante una brocha o rodillo, permite darle a la puerta una renovación completa tanto al armario como a toda la decoración de la habitación

Pintar tienen múltiples ventajas:

  • Se consigue un aspecto totalmente renovado y diferente, ya que se elimina las marcas visibles por el uso y el tiempo, tales como rozaduras, golpes, marcas de huellas, etc. Al ser el armario un mueble muy destacarle en cualquier estancia, permitirá cambiar toda la decoración de la habitación o espacio.
  • Es el método de renovación mas económico: ya que los materiales son muy asequibles, incluso si son de buenas marcas.
  • Se consigue una renovación en poco tiempo y de manera limpia, ya que el proceso y la aplicación son rápidos y no general polvo o suciedad como en una obra o serado de maderas.

d) Lacando las puertas: otra forma de darle color u otro acabado a una puerta, es lacando. Este proceso se hace mediante una pistola a presión (eléctrica o de aire), que permite proyectar la pintura a toda la superficie

Lacar las puertas tiene múltiples ventajas:

  • Ahorro económico: ya que se consigue una puerta de aspecto renovado profesional sin gastar tanto dinero como en cambiarlas por unas nuevas, ya que se ahorra el coste de la misma y de nuevos marcos, embellecedores o descuadres.
  • Comodidad: ya que es mas sencillo que pintar con brocha o rodillo. La puerta debe ser desmontada y puesta en horizontal a la altura del pintor, por lo que el lacado impide el agacharse o movimientos de brazo continuos. El llevarse la puerta, impide que el suelo o paredes se manchen.
  • Infinidad de posibilidades de color y acabados a elegir: las combinaciones de colores, tonalidades y acabados, se pueden hacer personalizadas y su gama es mas amplia que si se pintan.
  • Acabado profesional: el lacado bien hecho deja un resultado más profesional que el pintado, ya que la superficie queda uniforme.

e) Cambiando los perfiles o tiradores: el sencillo proceso de cambiar los perfiles o tiradores por unos nuevos, permiten que las puertas de los armarios tengan un aspecto renovado por un coste mínimo.

f) Reparando el interior del armario: si ha sufrido humedades o grietas, especialmente.

Si el interior es de hormigón, se puede reparar con una sencilla masilla y dejándola secar para después lijar. Si ha sufrido humedades y es de hormigón, se deberá limpiar el moho con lejía, dejar actuar, secar, aplicar imprimación y después una o dos capas de pintura antihumedad.

Si el interior es de madera, cambiar el panel afectado o aplicar masilla reparadora especial madera, dejar secar y lijar. Pintar posteriormente.

g) Renovando o cambiando los módulos interiores: ya sean pintándolos, forrándolos, lacándolos o cambiándolos por otros directamente. En esta ultima opción, se puede cambiar la distribución de los mismos y darles más utilidad al armario.

h) Forrando el interior: los materiales que más se suelen emplear para forrar los armarios y poder después limpiarlos cómodamente, sin necesidad de químicos agresivos ni maquinas especiales de vapor, son: el papel pintado, los vinilos, y los paneles de madera o melamina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s