CARPINTERIAS·INTERIORES

Tipos de armario

El armario es un mueble imprescindible en todo hogar, aunque también en otro espacio como puede ser una oficina o un vestuario.

Antaño, los armarios eran grandes muebles de madera maciza, robustos y fuertes, que sobrevivían a muchos años, pasando a ser heredado de generación en generación si se conservaban bien.

Hoy en día, dado la diversidad de construcciones que existen, los armarios también han ido amoldándose, y derivándose en varios tipos:

Tipos de armarios

Los armarios pueden ser de varios tipos en función de:

Su utilidad:

Dependiendo de en qué se va usar o qué objetos se van a guardar en su interior, podrán ser:

Armarios vestidores: son aquellos creados en un espacio o habitación aparte, contigua a al dormitorio, generalmente. También pueden formar parte de la habitación en forma de L, U o en paralelo. Pueden tener o no puertas. Son muy espaciosos y con gran capacidad de almacenaje. Su utilidad básica es guardar ropa y complementos. Puede incluso decorarse con espejos o butacas.

Armarios a medida: son aquellos que son creados a medida del espacio libre que hay para albergar un armarios, como puede ser: bajo de una escalera, una pared con techo inclinado de una buhardilla, un espacio entre un pilar y una pared…etc. De este modo, se aprovecha al máximo el hueco para crear un espacio extra de almacenaje. Las puertas podrán ser abatibles o correderas, también hechas a medida.

Armarios exentos o tradicionales: son los armarios de mueble de toda la vida. Generalmente hechos de madera maciza, aunque hoy en día hay de melanina y otros materiales. Pueden ser grandes de 3 o 4 puertas, o pequeños de una o dos puertas para habitaciones juveniles. Hay gran variedad de diseños y colores y se pueden vender en kit para montarlo uno mismo DIY.

Armarios modulares: son aquellos que se venden en modelos por separado, de diferentes tamaños y formas. El cliente, adquiere varios módulos iguales o diferentes, para crear una composición totalmente personalizada. Se presentan en varios colores, tipos de puertas, acabados y materiales.

Armarios de obra: son aquellos que son creados por un albañil o profesional del pladur / yesero. Pueden hacerse tanto de hormigón, pladur o ladrillo, a medida y personalizado. Su resistencia es la máxima y duran toda la vida.

Armarios empotrados: generalmente, en las viviendas ya vienen incorporados, sobretodo en las nuevas o con poco tiempo. Se aprovechan los espacios entre pared y pared, para crear un armario interior. Suelen presentarse con puertas correderas para no invadir espacio extra en su apertura. Pueden encargarse nuevos si hay reformas en el inmueble.

Armarios despenseros: son los empleados para guardar alimentos o útiles de cocina o limpieza. Pueden estar incorporados dentro de la cocina junto con el resto de la composición de muebles, o pueden ser una despensa independiente.

Armarios de exterior: empleados sobretodo para guardar útiles de limpieza, jardín, piscina, herramientas, maquinaria… son fabricados con materiales resistentes para que soporten las inclemencias del tiempo, tales como la resina, pvc o la madera tratada.

Su material:

  • Resina o PVC: es un material plástico de alta durabilidad y resistencia a la intemperie. Su limpieza es muy sencilla, no se oxida, puede ofrecerse en varios colores, y es moldeable a varias formas. Suele emplearse para armarios, arcones y cofres para exterior, garajes o baños. Los armarios de resina son aquellos que han sido fabricados en este material, proporcionarles al mueble una alta resistencia, rigidez y fácil limpieza.
  • Madera: el material tradicional por excelencia y el que aporta más calidez y elegancia. Tiene una alta resistencia y durabilidad, y compone armarios de interior muy robustos. Existen varios tonos de madera, dependiendo del árbol de origen. Puede ser lacado también.
Tonos de madera
  • Melanina: es una aglomeración de astillas y serrín, cubierta por una resina. Es más económica que la madera, resiste más los cambios de temperatura, y tiene gran variedad de acabados.
  • Pladur: yeso laminado que aporta gran resistencia y durabilidad.
  • Hormigón / Ladrillo: materiales más resistentes y duraderos, que soportan toda inclemencia, cambio de temperatura, golpes leves, etc.
  • Metálicos: empleados sobretodo en armarios archivadores o taquillas; para oficinas, garajes, gimnasios, colegios, talleres o despensas.
  • Cristal: o bien espejos encastrados dentro de la puerta, en exterior o interior; o bien como de cristal en su totalidad, lo que permite ver su interior.

Su material:

  • Resina o PVC: es un material plástico de alta durabilidad y resistencia a la intemperie. Su limpieza es muy sencilla, no se oxida, puede ofrecerse en varios colores, y es moldeable a varias formas. Suele emplearse para armarios, arcones y cofres para exterior, garajes o baños. Los armarios de resina son aquellos que han sido fabricados en este material, proporcionarles al mueble una alta resistencia, rigidez y fácil limpieza. Los armarios de resina disponen de un amplio abanico de utilidades (escoberos, arcones, altos con baldas, baldas multi-función, tres puertas, bajos…), son muy seguros, tienen una gran capacidad (hasta 300 litros), son muy resistentes, disponen de una amplia variedad de tonos y acabados donde elegir, y una muy fácil limpieza (sólo con agua jabonosa y secar con un trapo). Ademas, algunos disponen de ruedas para poder transportarlos fácilmente de un lado a otro.
  • Madera: el material tradicional por excelencia y el que aporta más calidez y elegancia. Tiene una alta resistencia y durabilidad, y compone armarios de interior muy robustos. Existen varios tonos de madera, dependiendo del árbol de origen. Puede ser lacado también. La madera se presenta en varias calidades: madera maciza, tablero aglomerado acabado en melamina, tablero de MDF o tablero aglomerado.
  • Melanina: es una aglomeración de astillas y serrín, cubierta por una resina. Es más económica que la madera, resiste más los cambios de temperatura, y tiene gran variedad de acabados.
  • Pladur: yeso laminado que aporta gran resistencia y durabilidad.
  • Hormigón / Ladrillo: materiales más resistentes y duraderos, que soportan toda inclemencia, cambio de temperatura, golpes leves, etc.
  • Metálicos (aluminio, acero inoxidable): empleados sobretodo en armarios archivadores o taquillas; para oficinas, garajes, gimnasios, colegios, talleres o despensas. Los armarios de aluminio tienen muchas utilidades: para cubrir el termo, como armario exterior, para ocultar y proteger la lavadora y/o secadora, como mueble auxiliar, como armario escobero, para guardar las herramientas del jardín, como armario de lavandería, como taquilla, para proteger las bombonas de butano..etc.
  • Cristal: o bien espejos encastrados dentro de la puerta, en exterior o interior; o bien como de cristal en su totalidad, lo que permite ver su interior.

Su composición:

En función de la composición tanto interior como exterior, los armarios pueden ser:

  • Con diferentes módulos: con barras, cajones, baldas…
  • Con puertas de sistema de apertura:

a) abatible: son aquellas puertas que se abren de forma perpendicular al armario en un ángulo de 90º. Su apertura puede ser bien hacia la derecha o bien hacia la izquierda. Para que la apertura pueda hacerse sin obstáculos, es importante dejar un espacio libre de entre 60-70 cm en el lateral del armario, y así poder hacer una correcta visualización de todo el interior del armario.

b) plegable: en un extremo del hueco del armario, se instalan las puertas, las cuales se pliegan sobre sí mismas en forma de acordeón, y deslizándose gracias a unas baldas hacia los extremos. Este sistema permite también una completa visualización del interior del armario

c) corredera: con la ayuda de unas guías, una puerta parcial se desliza de un extremo al otro, permitiendo ver solo una parte del interior del armario. A su vez, las puertas correderas pueden tener diferentes tipos de montaje:

  • Montaje liso: las puertas se colocan de una sola pieza sobre las guías superiores e inferiores.
  • Montaje de estilo japones: la puerta esta compuesta de varias piezas de madera (con sus perfiles). Generalmente, imita un panel japones en forma de pequeños rectángulos horizontales.
  • Montaje combinado: se combinan las puertas de montaje liso y japones.

Su color y acabados:

En tendencia:

  • Puertas: blanco, roble, cerezo, sapelly, haya, nogal y wengué.
  • Perfiles: blanco, roble, oro, sapelly, bronce, plata, haya y negro.

Existen numerosos y variados acabados en el mercado, que pueden ser en su totalidad o en varias combinaciones.

Si la puerta fuera de madera, existen varias tonalidadesde la misma, pasando de colores muy claros de madera a muy oscuros.

Los lacados en todo material de puertas están muy presentes, ya que se puede optar por un sinfín de colores disponibles a elegir: blanco, azul, rojo, crema, plata, berenjena, naranja…

Existe también la posibilidad de adquirir o encargar puertas por lacar (y sin barnizar), con tratamientos de envejecidos, con efecto textil, etc.

No hay que olvidar de las impresiones gráficas, las cuales pueden pegarse a la puerta en un solo conjunto, creando una puerta con un paisaje o fotografía espectacular.

Su estilo:

Toda puerta de armario puede tener un estilo u otro: en relieve, lisas, con cristales, minimalistas, clásicas y románticas,en combinación con varios colores..creando una carpintería especial y acorde a los gustos y preferencias del cliente.

¿Qué tipo de armario tienes tú?

Un comentario sobre “Tipos de armario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s